Make your own free website on Tripod.com



1987-1994: La decadencia del PRI gobierno


      A finales de 1987 ya se veían algunas disputas internas en el partido oficial por elegir a
su candidato, habían varios que levantaron la mano y esperaban ver cual era el elegido por
el Presidente de la Republica, el nombre mas sonado era Carlos Salinas de Gortari uno de la
nueva corriente en el PRI educados en universidades extranjeras y con experiencia en el
gobierno federal, Salinas era un hombre joven graduado con mención honorífica en la
Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hizo
postgrado en Hardvard, era la crema y nata del partido junto a Ernesto Zedillo, Pedro Aspe,
Camacho Solís, entre otros. Había sido difícil darle la candidatura ya que había mucha presión
por una corriente muy fuerte del PRI comandada por Cuahutemoc Cárdenas y Porfirio Muñoz
Ledo, Cárdenas hijo del General Lázaro Cárdenas uno de los presidentes junto con Calles,
mas representativos del PRI.

Precisamente con Cárdenas hubo una ruptura muy importante en el PRI, salieron grandes
personalidades y muchos votos, aquí empieza un golpe fuerte al sistema que aun hoy en día
lo resienten. Cárdenas Recibió de manos de la izquierda nacional la candidatura a la
presidencia, se juntaron partidos importantes como el Comunista Mexicano, Popular
Socialista, Partido Autentico de la Revolución Mexicana, Partido Obrero Socialista, etc. Todos
esos partidos formaron el Frente Democrático Nacional.

Ya en las elecciones los cómputos daban la victoria al Ingeniero Cárdenas, algo inesperado
que provoco la famosa caída del sistema bien expresada por el Panista Diego Fernández de
Cevallos “el sistema se callo, no del verbo caer sino del verbo callar.” La elección había sido
manchada, se empezaron a hacer movilizaciones por parte del Frente Democrático Nacional
en el Zócalo donde junto a cientos de miles de personas y por parte del Ingeniero Manuel de
Jesús Clouthier del Rincón por el PAN en todo el país, el país estaba al borde de un colapso
no solo político sino financiero y social, los reflectores en todo el mundo estaban dirigidos a la
elección.

Fueron días difíciles para el sistema priista, buscaban de cualquier forma callar los
levantamientos, el primer partido en desistir fue Acción Nacional, después los demás. El PRI
tenia un grave problema necesitaba darle legitimidad a Salinas. Salinas ya como presidente
ordeno quemar las boletas de la elección que se encontraban en el sótano de San Lázaro.

En el inicio de sexenio de Salinas, el país se sumergía en una grave crisis económica, política
y social, “en la cámara de diputados el PRI contaba con 52%, el FDN 28% y Acción Nacional
20%, en la cámara de senadores el PRI tenia 94% de la cámara y el FDN 6%, el partido oficial
no podía ya pasar reformas constitucionales tan fácilmente. En la parte económica el país
vivía una crisis económica, las reservas estaban agotadas, había un déficit impresionante,
una inflación muy alta y el pago de la deuda externa e interna en el país representaba un
63.5% del PIB, el pago de intereses representaba el 17.7%, las tasas de interés estaban en
un 52% y para 1989 se colocaba en 122%.”

El poder adquisitivo de la gente se vio severamente afectada y un castigo al sistema era casi
inminente, pero el PRI contaba con algo que muchos países no tenían y que lo salvo de una
crisis mayor, tenia el poder en los sindicatos semi corporativistas, una estructura bien afinada
y andando, rápidamente se reunió con los presidentes de los principales sindicatos del país
que eran y son la CTM, CNOP, CNC, etc. Y llegaron al acuerdo de hacer unas modificaciones
a los salarios y poner en marcha un proyecto para sacar adelante al país. De no haber sido
por el gran control que contaba el PRI con los sindicatos esto hubiera hecho estallar huelgas
masivas.

Mas adelante Salinas haría reformas muy importantes en el país, privatizaciones, una reforma
electoral, el inicio del programa Solidaridad, comenzó a bajar las tasas de interés, para finales
de su sexenio la deuda publica había bajado de un 63.5% a un impresionante 22.5%, el pago
de intereses respecto al PIB había disminuido de un 17.7% a un 2.8%, la inflación llego a un
inimaginable 7%, el país contaba ya con un TLC que llevaría al país al primer mundo, México
y todos los Mexicanos estaban enamorados de su Presidente fuerte ,  Con tamaños para
llevar las riendas del país: Carlos Salinas.

Una muestra de ello fue a mitad de sexenio cuando el PRI  gano en el DF que como dijo
Enrique Krauze “el triunfo del PRI en el DF. A la mitad del sexenio parecía presagiar la
eternidad del PRI.” Pero no todo fue así, en Guanajuato el candidato oficial a la gubernatura
gasto fondos públicos en una costosa campaña. El candidato del PAN era Vicente Fox un
empresario independiente, que hizo una buena campaña que según sus números había
ganado la elección, las autoridades dieron el triunfo al candidato oficial pero la oposición no
se dejo, hicieron protestas masivas que llego hasta medios internacionales lo que metió
presión al presidente para que le diera la victoria al candidato del PAN.

Para 1994 el PRI tenia otro gran problema, la elección de su candidato a la presidencia, tenia
que ser un candidato que uniera al PRI y evitara rompimientos como el sucedido en el 88, los
nombres mas escuchados eran Manuel Camacho Solís y Luis Donaldo Colosio, ambos eran
de la misma corriente de Salinas y Pedro Aspe, eran unos consumados economistas,
brillantes. Se elige a Luis Donaldo Colosio, empieza su campaña, era un hombre carismático,
sabía hablar y tenia la capacidad de llegar a acuerdos, era diplomático y no era mal visto en
todas las corrientes del PRI.

Para fines de 1994 se alza una guerrilla que toma 3 ciudades en Chiapas se hacían llamar los
Zapatistas, era un golpe duro para Salinas ya que primeramente había elecciones
presidenciales y eso podía minar la campaña de su partido y en segundo lugar dicha guerrilla
le podría causar grandes problemas ya que seria muy mal visto a nivel internacional,
rápidamente Salinas busco una persona que se encargara de llevar las negociaciones con la
guerrilla, el idóneo era Colosio pero finalmente asigno a Camacho Solís, este fue un golpe
muy duro para Colosio ya que eran adversarios políticos desde antaño, ahí se dio cuenta que
el Presidente lo había abandonado.

No lo pudo decir mejor Enrique Krauze en uno de sus libros “descartado como candidato,
Camacho surgió como la única persona capaz de negociar la paz en Chiapas. Colosio se
sintió abandonado por el presidente…pensó en renunciar… a los pocos días, el 6 de marzo
de 1994, pronuncio un valiente discurso que lo distanciaba de Salinas: el seguía viendo un
México abatido, pobre, del tercer mundo, él si haría la reforma política, él sí separaría al PRI
del Gobierno. Dos semanas después fue asesinado.”

El PRI tenia otro gran problema con el asesinato de Colosio, faltaban 5 meses para la
elección y el sistema no contaba con un candidato a la Presidencia, desde ex Presidentes
hasta Fidel Velásquez opinaban, todos alzaban la vos, todos tenían un candidato, se busco,
el PRI cerro filas y lanzo al candidato de la unión, el candidato que salvaría al PRI de otro
rompimiento, que seguiría con la misma política económica, un joven inteligente de 40 años,
graduado del IPN, era Licenciado en Economía, hizo 2 maestrías y 1 doctorado en Yale y
varias especialidades en Europa, ese hombre era el Dr. Ernesto Zedillo  Ponce de León.

El PRI llamo a todos los dirigentes estatales, a todos los sindicatos, a todas las agrupaciones
afiliadas al PRI, necesitaban trabajar y trabajar duro para llevar a su candidato a la
presidencia, no seria fácil así que la maquinaria empezó a trabajar, casa por casa, manzana
por manzana, colonia por colonia, sector por sector, sindicaturas, ejidos, ranchos, pueblos,
municipios, estados, todo se movía, todo se movía uniformemente, fue un movimiento
impresionante, el PRI tenia vida aun con las heridas que tenia el PRI se levantaba y alzaba la
mano.

Cito de nuevo a Enrique Krauze “Aunque la fuerza militar de la guerrilla chiapaneca resulto
muy inferior a la que en un principio parecía, su éxito de comunicación internacional y su sola
persistencia, aunado al asesinato de Colosio, resquebrajaron al sistema. Los mexicanos
acudieron a las urnas en agosto de 1994 y dieron su preferencia mayoritaria a Ernesto
Zedillo, el candidato del PRI, pero se trataba claramente de un voto contra la violencia, no a
favor del sistema. El país quedo en vilo, con el pasado a cuestas, sin certeza sobre el futuro.”

“En esa elección el PRI volvió a ganar espacios, la cámara de diputados quedo conformado
de la siguiente manera: PRI 60%, PAN 24%, PRD 14% y un 2% para el PT.  En el senado
hubo avances de la oposición con un 74% al PRI, 19% para el PAN y un 7% para el PRD”.

Para diciembre de 1994 se venia otra crisis mayor para el PRI ya golpeado y resquebrajado,
la economía se venia abajo, se cerraron empresas, despidos masivos, fuga de capitales al
extranjero (principalmente a Estados Unidos), una devaluación de mas de 100%, las tasas de
interés se dispararon, los bancos sufrieron grandes perdidas, etc. El país entro en recesion y
los mercados no se movieron, fueron épocas muy difíciles, EZPL puso en marcha una política
económica austera, hizo recortes de donde pudo, la crisis se extendió hasta  1996, el
FOBAPROA y el encarcelamiento de Raúl Salinas (hermano del ex Presidente Carlos Salinas)
por el asesinato de su cuñado Ruiz Massieu fue otro duro golpe al sistema.